Imprimir PDF

¿Se endeudaría en UDIS?

Por: Abel Hibert  (26/06/2014)

Una pregunta frecuente que nos hacemos todas las personas en materia financiera es en qué instrumentos invierto mis ahorros. Las opciones pueden ser muchas: bonos del gobierno, pagares del banco, dólares, bienes raíces, acciones, oro, etc. El principal objetivo es que el rendimiento final nuestros ahorros conserven su valor y superen a la inflación. Lo que nunca nos preguntamos es cuál es el mejor instrumento para endeudarnos.

La respuesta lógica sería exactamente diferente a la primera pregunta. En donde pague un rendimiento real más bajo. Si usted decide ahorrar en dólares, le apuesto que no ha tenido un buen rendimiento en los últimos años. En sentido contrario, si usted se ha endeudado en dólares seguramente le ha ido mejor que si hubiera tomado un crédito en pesos, sobre todo si sus condiciones son bastante “favorables” como las que ofrecen los bancos mexicanos. Si usted ahorra en UDIS, seguramente que tendrá un rendimiento muy por encima que si ahorrara en CETES o en un pagaré bancario. Pero si pide un crédito en UDIS, seguramente estaría pagando como saldo final de su deuda una cantidad muy superior que si lo hiciera en otro instrumento. Obviamente que lo anterior depende de su perfil de riesgo: si es un mortal cualquiera o una empresa pequeña el riesgo de pago es elevado y por lo tanto tendría que pagar una tasa de interés más elevada que si fuera una empresa grande o el gobierno. Si usted fuera el tesorero de una empresa o de un gobierno estatal o federal, usted buscaría conseguir la mejor alternativa que reduzca el costo financiero de quien lo contrató.

Por eso llama la atención que tanto el gobierno federal como el gobierno de Nuevo León le estén apostando a contratar deuda en UDIS. En el caso del gobierno federal en los últimos años la emisión de deuda en UDIS ha venido incrementando su participación de la emisión de valores totales: de acuerdo a datos del Banco de México en el año 2005 la deuda en UDIS representaba el 8.1% de los valores públicos totales y a marzo del 2014 representan el 24%. En el caso del gobierno de Nuevo León recién acaban de anunciar la emisión de $6,399 millones de pesos en certificados bursátiles denominados en UDIS para la Red Estatal de Autopistas de Nuevo León. En un desplegado a plana completa, el gobierno estatal presumía que había mucho apetito de los inversionistas por adquirir esos bonos. Y pues cómo no va a haber apetito. Habrá que adquirirlos. Pero creo que como tesoreros deberían estar más preocupados por reducir el costo financiero de la deuda no por darle mejor rendimiento a sus acreedores. ¿Pues de qué lado juegan?

Correo electrónico: Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla