Imprimir PDF

Moviendo a México

Por: Abel Hibert (10/12/2014)

Estuve algunos días fuera del país. En el avión de regreso a Monterrey  leo en el encabezado de un periódico especializado en negocios: “Banxico se mueve en defensa del peso”.  Una nota más abajo decía: “Precio del crudo cerró en 56.70 dólares por barril”. En páginas adentro el encabezado de la nota era: “Petróleo cae a niveles mínimos de cinco años”. En otra nota se podía leer: “PIB de 27 estados se desaceleró en 2013”.  Y este es uno de los periódicos con notas favorables para el gobierno. Ya no quise leer los periódicos críticos.

En el entorno internacional, Bloomberg advertía sobre la desaceleración económica en China y el explosivo crecimiento de su deuda, sobre todo de gobiernos locales; la caída en el precio del petróleo;  y el adelanto de las elecciones en Grecia, lo que amenaza nuevamente la integridad del Euro.  El leer estas noticias me provocó una especie “Dejá Vu” y me regresó a las épocas de crisis económicas que yo pensé ya habíamos superado y que servirían de anécdotas para contar a mis alumnos.  Ante la caída del precio del petróleo, todas las empresas petroleras del mundo comienzan a recortar gastos, excepto Pemex que incrementará su pasivo en 26% para el próximo año.

Le podemos echar la culpa al mundo de los males en México, como siempre lo han hecho nuestras autoridades en todas épocas. Hay factores que no podemos controlar, pero hay mucho otros que están bajo nuestro mando y se debe preparar la estrategia económica para hacerle frente. Sin embargo, para enfrentar la adversidad, nuestras autoridades económicas han optado por el desorden fiscal, el crecimiento excesivo del gasto público improductivo, el alza del déficit fiscal y por lo tanto el registro de niveles históricos de deuda pública. Y se complica al cierre del año con la caída del precio del petróleo. Al 9 de diciembre se ubica en 57.14 dólares por barril, con un presupuesto de 94 dólares para el 2014. Las diferencias para los meses de octubre a diciembre con relación al precio presupuestado son: 14.45, 21.76 y 34.49 dólares por barril respectivamente. La cobertura de petróleo es para el presupuesto del 2015. Nuestro país no se puede dar  el lujo de tener finanzas públicas desordenadas en un entorno externo incierto. Inquieta que el Gobierno Federal proponga bajar impuestos en el 2016, cuando lo primero que debe hacer es revisar y ajustar fuertemente el presupuesto de egresos para el 2015. La actual administración está haciendo su parte para poner nervioso a los mercados. Todos deseamos Mover a México. Pero no a otra crisis.

 

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla